Problemas de pareja

La pareja es un sistema dinámico de unión en la que dos personas procedentes de vivencias diferentes se unen para sostener y nutrir un sistema común que será sometido a obstáculos, vivencias o cambios.

La pareja conlleva momentos de satisfacción pero también momentos de frustración o desánimo que pueden llevar a cuestionar su funcionamiento y plantear una ruptura.

Los problemas de pareja se abordan en terapia de pareja a la que asisten los dos miembros de la pareja, juntos y separados o de manera individual si el otro miembro no desea acudir a terapia.

En psicoterapia de pareja se estudia cómo se formó la pareja, que variables estaban en juego, qué ha cambiado hoy con respecto a ese momento, cuales son motivos que subyacen bajo los conflictos actuales y como cada miembro está contribuyendo al mantenimiento de la situación problemática. Se buscan soluciones consensuadas a los problemas y se ponen en práctica.

En este proceso puede suceder que ambos se reencuentren y reinicien la relación, o decidan transformarla o cerrarla.

Los principales problemas que se plantean son:

Comunicación insuficiente, destructiva o no eficiente:

Los defectos en la comunicación son uno de los problemas mas importantes en pareja que pueden llegar a erosionarla gravemente. En terapia trabajamos los estilos comunicativos, fomentando la asertividad, aprendiendo a interpretar correctamente los mensajes del otro, eliminando formas de hablar dañinas o destructivas, evitar malentendidos y potenciamos la expresión asertiva en aquellos que la tienen anulada o deficitaria.

Represión emocional de uno o dos de los miembros. Dificultades en la expresión de afectos

Algunas personas hemos crecido reprimiendo la generación y/o expresión de emociones y sentimientos. Esto crea una dificultad en la creación de relaciones de intimidad con otras personas. Se trabaja en el origen de la represión y nos damos el permiso para reconocer lo que sentimos, para nombrar nuestras emociones y para poder exteriorizarlas de forma eficiente sin hacer daño a los demás ni a nosotros mismos. La expresión de los afectos es algo necesario en la pareja, teniendo en cuenta que existen afectos positivos y negativos.

Problemas sexuales

Insatisfacción en las relaciones sexuales por falta de deseo, interés, excitación sexual, dispareunia, vaginismo, eyaculación prematura etc. Conflictos por diferencias en la forma de entender la sexualidad de cada uno de los miembros.

Se realiza un tratamiento diferente según cada caso, basado principalmente en Educación sexual.

Falsos mitos o creencias respecto a lo que se puede esperar del otro

El concepto de amor romántico o la etapa del enamoramiento que aparecen en películas y libros distan en concepto al amor real que existe en una pareja sólida.

Algunos falsos mitos:

  • El amor romántico es el verdadero amor
  • Si no estoy a gusto en mi pareja es por culpa de el otro
  • El verdadero amor duele
  • El amor puede con todo
  • Necesito a otro para poder realizarme
  • Si me quiere, entonces tengo que recibir determinadas cosas del el/ ella.
  • Si le quiero, tengo que darle determinadas cosas a el/ella
  • Mito de la posesión

Pocos momentos de refuerzo positivo entre los miembros.

El vivir momentos gratificantes dentro de la pareja es importante para su mantenimiento. Normalmente las obligaciones o la rutina nos distancian de encontrar esos momentos o a veces nuestro sistema está configurado de forma que no los permite. En cada caso se busca el origen de esta situación, que la mantiene y posibles soluciones.

Relaciones tóxicas, dependencia emocional

La relación de pareja no es el lugar para recibir el amor que no nos dieron de pequeños/as o para suplir nuestras carencias emocionales, a veces pasamos facturas a nuestra pareja que no le corresponden y esperamos que nos de felicidad, estabilidad, apoyo y rellene nuestras carencias .La pareja es un lugar de camino en paralelo sacando y potenciando lo mejor del otro permitiéndole ser crecer y desarrollarse.

Dificultades para afrontar los cambios de ciclos vitales

La pareja se desarrolla a lo largo del tiempo. El trabajo, hijos, la edad, entre otros, exigen cambios y adaptaciones en la pareja que pueden ser naturales o provocar que uno o los dos miembros se estanquen y no avancen con el ciclo vital.

Interferencias de la familia

Cada persona venimos de una familia que influye de forma directa o pasiva en quienes somos con nuestra pareja. Esta suele ser una parte importante en los conflictos de pareja. Nuestro sistema familiar a nosotros nos resulta natural pero no tiene porqué serlo para nuestra pareja, por lo tanto hay que traducirlo y construir acuerdos. A veces también nos sentimos que tenemos que elegir entre nuestra familia y nuestra pareja.

Se hace Biografía Humana a uno o los dos miembros para poder dibujar el funcionamiento del sistema familiar y como está afectando a la pareja.

Resolución de problemas

La vida trae consigo dificultades que la pareja tendrá que afrontar. Como cada uno venimos de un mundo distinto, es posible que no tengamos la misma forma de enfrentarnos a los problemas y esto cause roces y desgaste. Se trabaja en la técnica de resolución de problemas, comunicación y expresión de afectos.

Dificultades con los hijos

Los hijos traen consigo necesidades, cambios, demandas que se suman a los problemas internos de la pareja y a los externos que trae la vida. Los hijos además necesitan nuestra energía, tiempo y dedicación que restan aún mas el que queda para la pareja después de trabajo y obligaciones.

Los hijos también son fuente de controversia ante los diferentes puntos de vista que surgen al criarlos.

Los hijos son personas que crecen con unas necesidades diferentes a las nuestras por la etapa en la que ellos están viviendo y a veces no tenemos herramientas, fuerza y tiempo para abarcar todo.

En ocasiones también puede suceder que uno de los miembros de la pareja tenga celos de un hijo o de los hijos.

En ocasiones los hijos son el detonante para una crisis de pareja. En terapia se hace Biografía Humana sobre la pareja para encontrar el origen de las dificultades, qué las mantiene y como resolverlas.

Problemas de celos

La baja autoestima e inseguridad pueden llevarnos a ejercer control sobre nuestra pareja por los celos.

Incompatibilidades laborales o estructurales

Hay parejas que sostienen situaciones laborales o estructurales que dificultan el día a día.

Por ejemplo, la distancia o incompatibilidades horarias.

En estos casos se revisa la construcción de la pareja y los beneficios y perjuicios visibles e invisibles de la situación y se trabaja el desbloqueo.